Gestión territoriale dans la région de Aysen: Utilisation et organisation de l’espace, perspectives pour le développement touristique. Explorando las Nuevas Fronteras del Turismo

RESUMEN

Aysén es la undécima región de Chile, uno de sus dos territorios australes, descri- to en las políticas públicas como un territorio “extremo”. La región se caracteriza por buscar nuevas formas de gestión territorial y nuevos usos de sus recursos,

destacándose iniciativas innovadoras en cuanto al uso de sus activos y la gene- ración de nuevas dinámicas espaciales. Es desde esta perspectiva que cabe pre- guntarse si estamos aquí frente a un espacio periférico, marginal, aislado o más bien integrado en su forma de desarrollo. ¿Tendrá este territorio una vocación productiva específica e integradora, en cuanto a las formas de vida y tradiciones? ¿Depende Aysén de factores externos para su desarrollo o posee la región su propia capacidad para desarrollarse? Responder a estas interrogantes nos obliga a clarificar temas claves como la centralidad, la polarización, la distancia y la lejanía en cuanto al uso socio-económico del territorio.

A través de una extensa revisión de estudios y trabajos realizados en la región y entrevistas a especialistas y actores claves se analizan las actividades y los usos terri- toriales actuales de la región de Aysén. A través de un análisis geográfico de los usosproductivos tradicionales y las nuevas formas de intervención del espacio, asociado al turismo o a los “mega proyectos”, así como de las interrelaciones entre las ciuda- des, zonas urbanas, y los asentamientos humanos dispersos o rurales, se caracteri- za cuales son los espacios humanizados e intervenidos (llamados conceptualmen- te territorios) y los espacios no intervenidos (que conservan un carácter natural).

Posteriormente se describe la organización y gestión del territorio de Ay- sén, en su estado actual y en cuanto a nuevas tendencias en su ordenamiento con el fin de aclarar si estamos frente a una construcción endógena o a una que escapa a los actores locales. ¿Cuál es el rol de los actores locales en la elabo- ración de estrategias y planes de gestión territorial? El análisis de las formas de gestión, de la organización espacial y del ordenamiento territorial con res- pecto a los usos territoriales permite mostrar cómo se está tomando en cuen- ta las especificidades propias de la región y los desfases, desafíos o contra- dicciones. ¿Estas herramientas de gestión corresponden a las de una región autónoma o más bien a la de una zona subordinada intervenciones nacionales?

A lo largo de nuestro análisis plantearemos que el desarrollo del turismo, actividad considerada como un recurso importante y reciente para la región, se enmarca en este cuestionamiento. El turismo es una actividad ilustradora de la capacidad que poseen actores regionales en incorporarse a nuevos espacios y formas de desarrollo. Cabe preguntarnos entonces si el desarrollo turístico lo rea- lizan actores externos a la Región o si bien es endógeno, o sea llevado por los actores locales. Consecuentemente analizaremos el grado de integración de estos actores para evaluar si la región se mantiene aislada o es más bien integrada.

Elementos preliminares de análisis nos permite inferir que estamos en presen- cia de un territorio que sigue actualmente aislado y poco integrado con respecto a sus propios intereses. Si bien surgen dinámicas locales innovadoras, señal de una voluntad de buscar un destino propio, estas siguen generándose en buena medida de manera más bien exógena. Existe un cierto empoderamiento de nue- vas dinámicas por parte de actores locales, sin embargo dependen de recursos y voluntades, activas o pasivas, del nivel nacional para iniciarse, permanecer y ampliarse. En un país todavía muy centralizado, con pocos avances en dirección de una descentralización de los poderes, para una verdadera intervención territo- rial pensada por la región, es de pensar que Aysén seguirá siendo un territorio a la vez “extremo”, pero también aislado y “sub-desarrollado”. Existen tendencias y voluntades reales en el sentido de fortalecer una autonomía regional basada en una estrategia de desarrollo socio-productivo turístico pero a la vez asociado a la producción agrícola y pesquera local. Los mega-proyectos que se presentan hoy, hidroeléctricos por un lado, privados pero con un fuerte apoyo político del nivel central, y los de conservación a gran escala, por actores exógenos a la región, pueden, si se concretan sin una contraparte regional fuerte, contraponerse a la idea de un desarrollo endógeno y no aislado, asociado a una vocación agro y eco- turística bastante clara del territorio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp